Cloudberry

Lullaby.

Home Theme Ask me anything

De tardes lluviosas, París y Cortázar.

Pronto se cumplirán dos meses de haber terminado de leer Rayuela, Cortázar es un verdadero monstruo y lo digo en el mejor sentido de la palabra, a privilegio mío tengo la edición que conmemora los 50 años de esta obra majestuosa- lo siento, pero no puedo dejar de halagarla -, sus 597 páginas son todo un mar de mermelada de fresa y olas de chocolate caliente – espero no sean diabéticos- , pasa uno de la euforia romántica más digerible a la ira profunda en sucesos tristes como la muerte de uno de sus personajes. Está novela escrita en París y publicada  en España el 3 de octubre de 1963, es para mí, material que toda biblioteca personal merece y necesita tener.

Lleva décadas siendo leída con curiosidad, asombro, interés y para muchos devoción, no merece menos una obra que revoluciono con los esquemas narrativos de la época y fue engranaje primordial del boom latinoamericano.

La trama parece sencilla, pero requiere de atención y un cuaderno de notas para ir uniendo los cabos sueltos que  Cortázar deja a lo largo de la novela, para mí resulto más digerible con una taza de café, música suave; pero cada cual tendrá  sus maneras para disfrutarla.

La historia comienza con la evocación de la Maga, uno de los personajes principales; de ahí en adelante es un chapuzón no tan ligero y cargado de drama, amor , conversaciones filosóficas y literarias, notas en francés y jazz ¡toda una exquisitez!, Rayuela es a mi modo de ver un soliloquio interno, un llamado con urgencia a revaluar axiológicamente aquello que somos,  esa necesidad imperiosa de libertad y caminar descalzo, aquel interés de salirse del esquema que tanto le gustaba a Horacio el cual la Maga no tenía, esa  relación dialéctica que tenían con el paso del tiempo, de la que muchos somos cómplices.

Es un viaje por París, un viaje por la historia, por las irracionalidades de abrir el correo o caminar tambaleándose por el andén en una calle concurrida de automóviles, una búsqueda por disfrutar la fragilidad de la felicidad esporádica a la que estamos condenados, por abandonar la cordura y rompernos la vida sintiendo, es una invitación a ser parte del juego de la vida, ser parte de aquella Rayuela en la que queremos llegar al cielo,  y no me refiero a ese cielo religioso al que estamos acostumbrados , quizás a un cielo de plenitud con nosotros mismos, un recreo en donde podemos disfrutar, ir hacia adelante o camino atrás , pero siempre movernos, el azar, la suerte y la astucia todas mezcladas en el mismo lugar, ir de aquí para allá, lanzando la piedra esperando que caiga dentro para un próximo salto dar.

No siempre vivir absurdamente puede ser un problema, creo que es necesario romper con muchos límites, es necesario sentir las “minucias” de la vida para comprender hasta las astucias de la misma. Mi invitación ha sido latente a lo largo, aunque algo tediosa en ocasiones, leerla  puede hacer que seamos libres sin necesidad de tener alas.  Rayuela es una conjugación interminable del verbo ser, una búsqueda en medio del caos, una indagación por medio de nuestras experiencias representadas en un protagonista turbulento, es recorrer la mándala para poder llegar al centro del mismo. Es jugar un caótico desorden.

<Andábamos sin buscarnos pero sabiendo que andábamos para encontrarnos> Capítulo 1

TotallyLayouts has Tumblr Themes, Twitter Backgrounds, Facebook Covers, Tumblr Music Player, Twitter Headers and Tumblr Follower Counter